Translate

29 d’abril de 2013

¿Cómo podemos distinguir una sonrisa falsa de una verdadera?

En el anterior artículo comenté los componentes de las emociones que  son el conductual, el autonómico y el endocrino y puse como ejemplo a María de Cospedal.

Sé que las emociones son muy complejas y valga la redundancia emocionantes, supongo que es por ello que se vende tantas revistas del corazón dónde hay personajes como  Belén Esteban. Ella tiene mucho éxito en Telecinco. Buff.. el país puede ir muy mal, pero si Belén esteban nos vende sus emociones, ahí estamos (bueno, yo no ;y espero que muchos de vosotros tampoco) como bobos pegados al televisor con los ojos abiertos de par en par y las orejas como antenas.

Sé que me leéis de otras partes de España y por si tenéis la suerte de no conocerla os diré que Belén Esteban es famosa por acostarse con un torero y salir en una televisión privada contando su vida, obra y milagros. También podría decir que es una buena madre porque ella por su hija mata, bueno ella lo dice así. " Jo po mí  hija  máááááááááááto".

En fin ,este es el país donde vivo, y debo admitir que tengo un poco de vergüenza ajena de formar parte de ciertos folklores españoles.

Siempre me voy por las ramas, os quiero explicar el lenguaje de las emociones y acabo hablando de Belén Esteban, es que... me despisto demasiado. ¿ Será que mis padres me tuvieron pegada en el televisor cuando era menor de dos años? Seguramente ya lo sabréis , pero los niños menores de dos años que miran la televisión tienen más posibilidades de tener un déficit de atención. Supongo que es lo que me  ocurre a mí.

En fin... ¿por donde iba? Ah sí!! por las sonrisas falsas o verdaderas. Es bien sabido por todos que las emociones contraen expresiones corporales, como por ejemplo cuando reímos o lloramos al ver las   declaraciones de Rajoy (él  nos hace lecciones pedagógicas explicándonos  que debemos de tener paciencia ante la crisi y que su gobierno funciona de maravilla). Otro ejemplo podría ser la cara de interrogante que me  queda al ver Belén Esteban pavoneando de su vida en la televisión. Cuando veo a Belén Esteban pienso ¿dónde se habrá operado la nariz?.

Todas estas expresiones faciales y corporales las podemos realizar gracias al sistema musculoesquelético y nos sirve para poder contar sin palabras como nos sentimos realmente. Las personas las podemos descifrar porque dichas expresiones son innatas, aunque pueden ser modificadas según la cultura de cada país.Por este motivo una sonrisa es una expresión universal que equivale ha estar contento ( esto ocurre en España cuando nos dicen que la prima de riesgo ha bajado y no pasa muy a menudo).

Cuando escribo que las expresiones faciales de las emociones son innatas no me lo invento, sino que me creo a Charles Darwin que viajando por el mundo, a parte de mirar a los primates, también estudió dichas expresiones y comprobó que eran universales, así Darwin llegó a la conclusión que eran innatas.

También me baso en los estudios de Ekman y sus colaboradores que analizaron  las caras de asombro (o no) que tenían los estudiantes japoneses y americanos al ver una película. Ellos se percataron que las expresiones faciales eran similares, pero que los japoneses cuando se veían rodeados de más gente, intentaban no emocionarse ni hacer expresiones de emoción porque en su cultura esta mal visto. Pero cuando se encontraban solos, hacían las mismas expresiones que los americanos. Esto nos vuelve indicar que las expresiones son innatas y que se pueden modular según la sociedad donde uno vive.

Ahora me pregunto si Belén Esteban cuando expresa lo hace de corazón o por pura pantomima. ¿ Cómo podemos saber si Belén Esteban (o palito de las pelotas) cuando expresa sonríe  lo hace con verdaderos sentimientos?

Esto es muy difícil de averiguar y más para mí que siempre me dan gato por liebre, pero  gracias a los estudios de un anotomista francés llamado Duchenne sabemos que una sonrisa se produce  por la contracción de dos músculos en la cara que son el orbicular y el cigomático mayor .

http://lacajadetuscaricias.files.wordpress.com/2010/01/musculoscara.jpg

Sólo uno de estos músculos se puede manipular sin emoción, el otro sólo se produce si hay una sonrisa franca, verdadera y de corazón. Por lo tanto, a partir de ahora si sois  un poco raros os fijaréis en dichas musculaturas y sabréis que Belén Esteban miente porque no se le contrae el músculo orbicular, sólo el cigomático mayor.

Conclusión, desconfiad de los que no contraen el músculo orbicular cuando alguien os sonrie, porque es senyal que no son francos con vosotros. Otra conclusión es que los movimientos voluntarios de los músculos tienen diferentes mecanismos neurales que los involuntarios, aunque los músculos sean los mismos, el director que da las ordenes en el cerebro es distinto.

Si queréis saber más sobre el tema podéis consultar poniendo en google Ekman y sus colaboradores, Darwin, Field y sus colaboradores y pfeifer y colaboradores.

Bueno ahora sabéis si alguien hace una sonrisa falsa o por el contrario es verdadera, yo os hago una sonrisa moviendo el músculo orbicular y el músculo cigomático mayor.






Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada